Chaus Football

Mantente al día de la información futbolística

blog posting

El arte del esoterismo: Los fundamentos de esta forma de arte místico


El esoterismo es el estudio del conocimiento oculto, arcano y secreto que no se comprende fácilmente. Este conocimiento puede estar oculto a las masas porque tiene un gran poder, o simplemente puede ser demasiado misterioso para que la mayoría de la gente lo comprenda. Se cree que las enseñanzas esotéricas proceden de diversas fuentes, como los antiguos místicos y ocultistas que utilizaban estos métodos en un esfuerzo por desvelar y comprender los misterios del universo. En general, el esoterismo puede dividirse en filosofías esotéricas y prácticas esotéricas; sin embargo, estas dos divisiones no son entidades totalmente separadas. La filosofía esotérica examina los principios subyacentes que rigen la existencia humana -leyes naturales, energía universal, etc.- e intenta descubrir esas verdades a través de medios racionales y lógicos. Estas filosofías no suelen ocuparse de experiencias externas como el amor, la belleza o el arte, sino que buscan comprender a la humanidad en un nivel más profundo examinando lo que nos hace funcionar. Ejemplos de este tipo de filosofía son el vedanta indio y el gnosticismo. Mientras que las prácticas esotéricas son formas más específicas y elaboradas de explorar el mundo del esoterismo. La mayoría de las prácticas esotéricas implican dedicar tiempo al estudio de textos antiguos y al desarrollo de nuevas habilidades a través de la práctica -ya sea el yoga o el entrenamiento en artes marciales, la jardinería o la cocina- que le ayudarán a obtener

¿Qué es el esoterismo?

El esoterismo es el estudio del conocimiento oculto, arcano y secreto que no es fácil de entender. Este conocimiento puede estar oculto a las masas porque tiene un gran poder, o simplemente puede ser demasiado misterioso para que la mayoría de la gente lo entienda. Se cree que las enseñanzas esotéricas proceden de diversas fuentes, como los antiguos místicos y ocultistas que utilizaban estos métodos en un esfuerzo por desvelar y comprender los misterios del universo. En general, el esoterismo puede dividirse en filosofías esotéricas y prácticas esotéricas; sin embargo, estas dos divisiones no son entidades totalmente separadas. La filosofía esotérica examina los principios subyacentes que rigen la existencia humana -leyes naturales, energía universal, etc.- e intenta descubrir estas verdades a través de medios racionales y lógicos. Estas filosofías no suelen ocuparse de experiencias externas como el amor, la belleza o el arte, sino que buscan comprender a la humanidad en un nivel más profundo examinando lo que nos hace funcionar. Ejemplos de este tipo de filosofía son el vedanta indio y el gnosticismo. Mientras que las prácticas esotéricas son formas más específicas y elaboradas de explorar el mundo del esoterismo. La mayoría de las prácticas esotéricas implican dedicar tiempo al estudio de textos antiguos y al desarrollo de nuevas habilidades a través de la práctica -ya sea el yoga o el entrenamiento en artes marciales, la jardinería o la cocina- que te ayudarán a alcanzar poderes mágicos y a conectar con las fuerzas místicas del universo.

La base científica del esoterismo

La base científica del esoterismo es en realidad bastante interesante. Uno de los principales fundamentos de estas prácticas místicas es la idea de que el universo es un gran todo y que todo en este mundo existe como parte de una fuerza o energía mística mayor. La base de esto es el principio científico llamado «emergencia», que es la idea de que una cosa puede evolucionar en otra. Por ejemplo, se puede empezar con una roca y, mediante fuerzas y procesos naturales, convertirla en una casa. La roca y la casa son, por tanto, dos objetos distintos y parecen tener poco en común, pero si se observa con más detenimiento se verá que ambos comparten una fuente común: la fuerza de la emergencia. Cuando miras el mundo de esta manera, empiezas a ver los diferentes aspectos de la vida como partes de un todo mayor e interconectado. La energía que crea la roca es la misma que crea la casa, así que las dos energías son realmente la misma energía. Esto te lleva a la conclusión de que todo en este mundo tiene un origen místico y espiritual.

Siete pasos para convertirse en un practicante del esoterismo

El primer y más importante paso para convertirse en un practicante del esoterismo es encontrar algo que cautive su atención. La razón es que el misticismo consiste en explorar tu mente y descubrir nuevas formas de pensar sobre el mundo; por lo tanto, el tema que más te interese será el que más te cueste dejar. A continuación, tendrás que dedicar tiempo a estudiar los fundamentos del esoterismo, como la historia del tema, los principios subyacentes y cómo practicar el método que hayas elegido. Practicar tu técnica te ayudará a comprenderla completamente y a aprovechar al máximo sus poderes, así que no te pierdas este paso. Una vez que tenga un poco más de experiencia con su método de esoterismo, podrá empezar a aplicarlo para resolver problemas cotidianos y obtener un mayor control sobre los acontecimientos de su vida. Por último, tendrá que encontrar algún modo de mantener frescos en su mente todos sus nuevos conocimientos y habilidades, de modo que le recuerden constantemente su existencia. Si puedes hacer esto, estarás bien encaminado hacia la verdadera iluminación y el poder mágico.

Conclusión

El estudio de las tradiciones y prácticas místicas ha existido durante miles de años, y probablemente seguirá existiendo durante miles más. En muchos sentidos, este campo de estudio es similar a la ciencia; sin embargo, utiliza diferentes teorías y métodos para abordar las mismas cuestiones y resolver los mismos problemas. Por lo tanto, es importante tener una base sólida en los principios científicos de la vida, así como una comprensión de las teorías y prácticas místicas que son más relevantes para nuestra vida moderna. Una vez que se han adquirido los conocimientos básicos, el mundo es tuyo, pero llegar a él es un viaje complicado que requiere paciencia, disciplina y una completa dedicación al camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.